Amarres de amor

Ritual para que tu pareja te respete y no te cambie por otra

Ritual para que tu pareja te respete y no te cambie por otra

Con este ritual para que tu pareja te respete y no te cambie por otra asegurarás el vínculo de unión que tienes.

Es así, que el amarre de los anillos podrá hacerse cada vez que se sospeche que tu pareja está siendo infiel.

A la vez, también afianzarás el vínculo, alejando las malas vibras y tensiones.

Y motivando al ser que amas para que se comporte de la manera más adecuada.

La finalidad es reconquistar a la persona amada.

Ritual para que tu pareja te respete-elementos:

  • Dos anillos lisos
  • Trozo de gasa
  • Cordón rojo
  • Manzana roja
  • Piedra roja
  • Vara o cono de incienso de jazmín
  • Caja de fósforo de madera

Empezamos encendiendo el incienso de jazmín y poner junto al incienso la manzana.

Juntar los dos anillos y dar en ellos tanta vuelta con el cordón como permita su largo (ver figura).

Mientras se medita acerca de los aspecto negativos de la relación, de los errores que se hayan podido cometer.

Y diciéndose mentalmente ante cada uno de ellos la frase “no lo haré mas”.

Obviamente, con la intención de no volver a tener esa actitud.

Después envolver en el paño rojo los anillos y las piedras.

Acercar el paquete al humo del incienso al tiempo que se recita la oración:

Ángel Samael: Tú que destacas en la corte celestial por reconocidas virtudes.

Te pido me ayudes a mejorar mi carácter, me enseñes el valor de la paciencia.

Que me transmitas el don de la humildad y me guíes en este difícil momento.

Quiero brillar ante los ojos de (…) y que mi luz me atraiga.

En tus manos me encomiendo, así sea.

Cuando se consuma el incienso, llevar la manzana a un lugar que quede a no menos de siete manzanas de la casa de la persona amada.

De ser posible, arrojar a un río a un lugar donde corra agua y si no se pudiera hacer.

Dejar en el  cruce de dos caminos o calles. A lo, recitar oración:

  • Aquí dejo la tentación, lejos de mi amado.
  • Para que su hechizo no le alcance.
  • Que alguien la recoja, se la quede y con ella sea feliz.

Relacionados