Brujería de amor, hechizos de amor, Rituales de amor

Hechizo para que venga el amor y la fortuna recurriendo a los presagios

Hechizo para que venga el amor y la fortuna recurriendo a los presagios

Con este hechizo para que venga el amor y la fortuna será una de las personas más felices porque prácticamente lo tendrás todo.

Sin  embargo, para conseguirlos primero es necesario recurrir a los presagios.

Los presagios son la forma más sencilla, sutil y acertada de adivinación al alcance de aquellos que tienen el alma conectada al universo.

Pueden considerarse buenos o malos dependiendo de su interpretación y el contexto del hecho.

Al ser sucesos simples del día a día son a veces imperceptibles.

Pero definitivamente notarán alguna de sus formas.

En la antigua Roma eran muy tomado en cuenta, aunque hoy solo se les conoce como supersticiones:

Una de ellas pude ser oír voces, frases misteriosas y escalofriantemente acertadas y no poder identificar a la persona que las pronunciaba.

Así como la convulsión repentina del ojo derecho y de las cejas, se reputaba feliz presagio.
El entumecimiento o inmovilidad del dedo meñique.
O el temblor agitado del pulgar de la mano izquierda no significaba nada favorable.
También los zumbidos de los oídos y los murmullos o estruendos imperceptible.
Para los demás era señal de que alguna persona hablaba de otra en su ausencia.
Las caídas imprevistas era el acercamiento de algún suceso desgraciado que pudieran suscitar los codiciosos.
Tanto si tropezaba el pie contra el umbral o escalón de la puerta a tiempo de salir a la calle.
Como si se rompía la cinta del calzado o bien.
Al levantarse de su asiento se sentía prendido por la ropa, todos estos accidentes, eran signos de mal agüero.
El encuentro con hormigas, abejas, indicaban feliz presagio.
Pero no era así en el caso de las culebras, zorros, gatos, perros.
Pues denotaban un pronóstico desgraciado.

Hechizo para que venga el amor-pero no bastaba observar los presagios

Era preciso aceptarlos cuando parecían favorables.
Y agradecer al universo que alineara las estrellas a tu favor.
Para aceptar el presagio debes abrirle el camino y se convierta en tu realidad con una acción tuya que desencadene la nueva buena fortuna.
También se remediaban los malos presagios de varios modos.
Para evitar sucesos desagradables la formula más eficaz era y sigue siendo iluminar el karma.
Realizando un sacrificio por una persona la que no volveremos a ver.
De esa manera podremos mantener el equilibrio de la vida.
Los presagios de muerte solo requieren meditación y amor.

Relacionados