Brujería de amor, hechizos de amor

Hechizo de amor con la escritura mágica de los chinos

Hechizo de amor con la escritura mágica de los chinos

Este hechizo de amor con la escritura mágica es un bello ritual muy practicado en china.

Se trata de escribir tus deseos en una tablilla y lanzarlo al cielo en una lámpara de papel.

Es hermoso el espectáculo y muy tradicional, pero el hecho de escribir los deseos y lanzarlos al universo.

Tiene más magia por dentro de lo que la gente recuerda.

Escribir es crear, una idea en la mente es totalmente invisible e inexistente.

Hasta que el soñador coge una pluma y lo plasma en el papel.

El deseo ha cruzado el puente entre el mundo de los sueños y la vida real.

Y ayuda al que desea a dejar de imaginar y abrir los ojos para ver la realidad, y ver que el deseo puede ser creado.

En innumerables hechizos de amor encontrarás esta técnica tan fácil y simple.

Hechizo de amor con la escritura-y aunque no lo creas, fundamental: escribir.

Coges el lápiz, bolígrafo, pluma a la antigua usanza, la punta de un alfiler o cualquier cosa.

Y con escoger de entre los deseos abstractos que flotan sobre tu cabeza aquel que te haría tan feliz.

Lo has arrancado del mundo abstracto de tu imaginación al espacio terrenal, a la materia.

Puede ser llamado piscología si gustas, pero no deja de ser mágico para el que sueña y crea a la vez.

El impulso que necesita la persona para caminar hacia sus deseos no es más que una chispa divina.

Un toque de magia entre tanto escepticismo, materialismo y frustración.

El poder se encuentra en la mente, y es un magnífico impulso.
Para liberar su potencial dejar de imaginar algo para verlo sobre el papel.
Escribir el nombre de la persona amada es hasta cierto punto crearlo para nosotros.
Dibujar cada una de sus letras con todo el arte y la magia que nos corre por las venas.
Si sabes dibujar entonces libera tu poder. Dibuja su rostro, hazle un boceto, retrátalo para ti misma.
Materializalo para ti.
Los hechizos de amor y los pactos usan en ocasiones la propia sangre.
Pinchando con un alfiler (no olvides frotarlo con alcohol) la yema del dedo medio.
Y escribiendo con unas cuantas gotas una carta apasionada al ser amado que aún no se da cuenta del sentimiento que despierta.

La segunda parte de la magia escrita es encargarla al universo

Al amor que todo lo soporta y todo lo supera, a la naturaleza, a la vida que es la principal fuente de magia.
Entrega tu escrito a la tierra, cava un hoyo y guarda tu deseo escrito justo a las raíces que crecerán más fuertes que el pavimento.
De la acera más cercana (si has visto como las raíces de los árboles destruyen veredas.
Disuélvelo en agua para desaparecer algo que quieres dejar en el pasado.
Guárdalo bajo tu almohada junto a una hoja de laurel.
Si quieres tener sueños premonitorios o quémalo para liberar la energía que depositaste en el papel al momento de escribir.
Haz tu propia magia, y no necesitas nada más simple que un lápiz y un papel.

Relacionados